Rutina

La rutina es un jarro de agua fría que te despierta de un sueño pasado. Es volver a ser lo que quisiste un día, o aquello con lo que te conformaste. Es un humeante café por la mañana planeando el nuevo día. Es una carrera de fondo sin meta. Una brisa de aire fresco, un respiro, un suspiro a destiempo que te encadena.

La rutina es una casa patas arribas con mil cuentas por resolver. Es la esperanza de un mañana mejor. El llanto de un día cualquiera. La risa tras los cristales. Es una lista tachada que no termina. Un caminar sin prisa, pero sin pausa.

La rutina es la realidad que abofetea tu cara para que salgas corriendo. La que te deja parada. La que te anima de nuevo. La que te besa en la frente y te maltrata más tarde. La que te mata cada noche y te resucita cada mañana. La que te enferma, pero te cura.

La rutina vuelve a por ti siempre, después de haberte escapado de sus garras, de haberte burlado de ella sin saber que es ella la que te deja marcharte algún tiempo, y ella la que te trae de nuevo.

Y hoy, sin escapatoria posible, la rutina vino de nuevo a por nosotros para empezar, otra vez, de nuevo donde lo dejamos. A ofrecernos el reto de no caer en ella eternamente. A jugar con nosotros a ser libres. A decirnos que siempre, siempre, podemos cambiarla por otra…pero nunca por ninguna!!!

Volvemos….

2 thoughts on “Rutina

  1. Dichosa rutina… tan anhelada a veces, luchando contra ella otras veces.
    Bienvenida de nuevo a la rutina que nos acerca a tus escritos.
    Un saludo.

Deja un comentario