#ReflexiónCorta: Siempre…

Pero siempre, siempre,

hasta en la sombra más oscura,

hasta en la soledad más absoluta,

hasta en el silencio más triste,

hasta en los momentos en que has cogido ya la toalla, para tirarla…

 

Siempre, aparece una palabra de aliento que te empuja a seguir y te hace preguntarte…

y ahora, ¿dime? ¿cómo puedo dejarte?

Deja un comentario