Reflexión. Con el paso del tiempo

Reflexión. Con el paso del tiempo

Con el paso del tiempo aprendes que hay cosas más importantes que ser la más popular de clase, tener los últimos zapatos de moda, el mejor móvil o ser la más bonita de una fiesta. Te das cuenta que de nada sirve que todos quieran pasar una noche contigo si nadie está dispuesto a pasar una vida. Ni sirve que todos se rían contigo si nadie está dispuesto a secar tus lágrimas. Ni que a todos les encante tu melena si nadie sabe apreciar tu pelo cuando está despeinado. Te das cuenta de que de nada sirve tener un millón de “amigos” ni no eres capaz de tener un AMIGO de verdad.

Con el paso del tiempo comprendes que los sueños cumplidos no son casualidades pasajeras de un momento de suerte, sino fruto de un gran esfuerzo diario materializado en constancia, dedicación, perseverancia y corrección de errores. Con el paso del tiempo te das cuenta de que lo material, y la belleza, son efímeros, fruto del dinero que se evapora, también con el tiempo. Con el tiempo te das cuenta de que no es sólo un dicho eso de que las palabras se las lleva el viento.  Te das cuenta de que no es bueno prometer sino actuar, y de que nunca debemos fiarnos de una promesa.

Con el paso del tiempo descubres que el sol calienta, de verdad, sólo si sabes observarlo en soledad a la orilla de una playa. Y que la brisa del mar te hace libre. Que el frío de enero te hace fuerte, los vendavales te enseñan equilibrismo y que la lluvia se seca.  Te das cuenta que el cariño de un perro siempre es verdadero y el del hombre, en demasiadas ocasiones, de conveniencia. Que la naturaleza es el tesoro más grande que estamos robando y que son los detalles los que hacen grande los momentos.

Pero, sobre todo, con el paso del tiempo te das cuenta… de que no te das cuenta del paso del tiempo.

Deja un comentario