Para ti… (Ocho)

El ocho tiene hoy un aire diferente. Recuerda despertares cogidos de la mano. Noches locas, noches tristes, noches de miel y colores, noches largas, noches cortas, noches llenas de sabores.

El ocho se tumba hoy al infinito, al eterno e infinito azul de esos ojos que me atrapan y que ahora viven, también, en otros ojos. A las infinitas ganas de seguir compartiendo la vida contigo, a los infinitos besos y caricias que infinitamente pararon el tiempo tantas veces. A las infinitas dudas apagadas, a las infinitas ganas encendidas.

Porque ocho son los años que hemos gastado ya en querernos, ocho hermosos años que espero sigan multiplicándose por muchos años más. Ocho años de los que este ha sido hasta ahora el más hermoso de todos, un año irrepetible, único. Un año cargado de sueños e ilusiones que trajo una nueva vida a nuestras manos, con una felicidad tan grande, tan pura… que aún casi no aprendí a describir con palabras.

Y mientras la luna se asoma y sonríe recordando aquella noche, como esta, hace 8 años…yo la miro, te miro, y te doy un año más las gracias por seguir a mi lado y por hacerme más feliz que nunca en esta octava primavera que compartimos, una primavera que trajo a nuestro jardín la flor más hermosa de todas…

Felicidades Amor y GRACIAS, por todo, pero sobre todo por este año que ya tengo grabado a fuego irremediablemente en mi corazón y mi memoria.

¿Vamos a por el 9? 🙂

Deja un comentario