La NoChE

La imaginé mil veces con cara de plata y vestido de estrellas. Le confesé mis sueños y le lloré mis penas. Me anestesié en sus brazos. Resucité en sus sueños. Y la busqué de nuevo. Y la encontré esperando para robarme tiempo. Y un día entendí, al mirarla bajo su luna llena con su cara de plata y vestida de estrellas, que me hacía libre. Y me guiñó la noche en su ceguera.

Ver más REFLEXIONES

2 thoughts on “La NoChE

Deja un comentario