Juegos de Azar (II)

Leer parte 1 (…)

Los tiró de nuevo, sin ni siquiera saber muy bien porque lo hacía, puede que porque necesitase otra oportunidad hacía la victoria. Los números no fueron buenos, tampoco la casilla que le tocó aunque, al menos, había dado unos pasos más hacia la meta.

¡Qué absurdo! volvió a pensar, como tantas veces había pensado antes de empezar la partida. Le pareció tan inútil todo aquello…y ahora más que nunca, porque al menos al principio le divertía eso de tener el control, disfrutaba aunque supiese que aquello no tenía ningún sentido y pensase que, aunque ganase, ni siquera sabía si iba a recibir su premio ni si merecía la pena ganarlo, pero al menos le entretenia en sus largas horas de soledad, ya dudaba incluso si quedaba eso.

Se levantó de la mesa por un momento, y todo seguía igual. La cama seguía sin hacer, el salón sin barrer, las estanterías no se habían ordenado solas y fuera seguía lloviendo. La vida seguía igual, fuera del juego ni si quiera había esperanza de que algo cambiase. Entonces, ¿para qué estaba jugando? ¿de qué servía una mentira que luego no cambiaba nada? Su vida era una locura y ella seguía siendo un desastre…

Echo una última mirada a la mesa donde estaba el juego, cogió la chaqueta y se fue…casi todo lo que pasó durante aquel rato en la calle prefirió olvidarlo, el juego, en lugar de salvarla, empezaba a empeorar las cosas….

(Sigue leyendo la tercera parte…)

Deja un comentario