Despeínate

Despéinate al viento un día y déjate llevar por su susurro. Sáltate las normas, huye de la monotonía, rompe el cristal que te aprisiona. Grita, no te calles, di todo lo que piensas y haz después las maletas. No hagas lo que esperan de ti, haz lo que quieras y hazlo como quieras. Cambia el camino de todos los días, cruza la calle prohibida, salta la valla. Empuja la puerta que te cerraron y cierra bien fuerte la que quedó atrás. No mires por la rendija, atrévete a compartir la escena. Pinta de colores, borra lo que prometiste decir todos los días. Escapa. Ve y oye las olas del mar. Coge la manzana que te plazca, tira por la ventana los zapatos. Mójate, baila bajo la lluvia y sécate después al sol de abril. Sonríe, y hazlo fuerte que te oigan. No esperes nada de nadie y huye de quien te aprisione. Canta bajo la ducha. Equivócate y no lo ocultes. Acierta y no digas nada. Enamórate y enamora. Escribe, lo que sea. Levántate una mañana… y VIVE…. que la vida son dos días.

2 thoughts on “Despeínate

  1. Hermosa reflexión, Lidia.
    Tengo que despeinarme más a menudo que la vida son dos días. Muchas veces lo olvidamos dentro de la rutina diaria. Gracias por recordármelo.
    Un beso.

    1. Pues si…a veces es necesario dejar de seguir las normas y escapar de la rutina para vivir…
      ¡¡Gracias por tu comentario!!
      Otro beso para ti 😉

Deja un comentario